Imprimir
Categoría: Otras noticias
Visitas: 3248

¿Qué porcentaje retiene Hacienda a cada pensionista de jubilación?

 

Esta es la clave que explica por qué algunos pensionistas han cobrado menos: ha subido el porcentaje que Hacienda les retiene por IRPF

No existe un porcentaje único de retención para todos los trabajadores en activo y pensionistas, sino que mediante unas fórmulas, la Agencia Tributaria lo calcula de forma personalizada. Es lo que llaman “el algoritmo”.

 

El “algoritmo”, o lo que es lo mismo, lo que retienen a cada pensionista de su pensión para pago del IRPF se calcula teniendo en cuenta varios factores personales

Entre otros datos, para las retenciones se tiene en cuenta el estado civil (soltero, viudo, separado), la existencia de hijos menores de 25 años o mayores discapacitados, pensiones a favor de hijos, ascendientes mayores de 65 años que convivan, minusvalías, ingresos del cónyuge y nivel estimado de ingresos.

 
La web de la Agencia Tributaria dispone de un programa online para el cálculo personalizado de retenciones de IRPF.

 
Como el IRPF es un impuesto de escala progresiva (se paga más porcentaje cuanto más se gana), hay pensionistas de jubilación que accedieron a su pensión en 2018, por ejemplo, a mediados de año o al final, y el algoritmo les calculó una retención en función de los ingresos reales previstos para ese año.

Luego, en 2019, el algoritmo calcula un nuevo tipo de retención y como los ingresos reales previstos del pensionista en 2019 son mayores que en 2018, se le aplica un tipo de retención mayor, por lo que la pensión neta que reciba en su banco en 2019 puede ser menor que en 2018.

 

Un ejemplo:

Lo vemos en un ejemplo teórico muy simplificado (sin pagas extra ni otros ingresos):
 
Teresa de jubiló en abril de 2018. La Seguridad Social le ha reconocido una pensión de jubilación de 1.500 euros al mes, por lo que en 2018 los ingresos totales al cabo del año que tendría Teresa serán de 13.500 euros.  Con ese importe y sus circunstancias personales, Hacienda calculó a Teresa un tipo de retención en 2018 del 2,86 %, por lo que cobró neto en su cuenta bancaria una pensión mensual de 1.457 euros.

 
Sin embargo, para 2019 como Teresa cobrará el año completo de pensión, sus ingresos anuales estimados serán distintos. Si la subida de su pensión en 2019 es del 1,6% , cobrará a lo largo de todo el año 18.288 euros (1.524 X 12) y para esos ingresos anuales, la retención que calcula el algoritmo de Hacienda es del 10,22 %.  Teresa cobrará neto en su banco una pensión mensual de 1.368 euros.
 
Como se puede ver en el ejemplo, aún a pesar de la subida de pensiones, en la pensión de enero de 2019 Teresa cobrará 1.368 euros (porque su pensión tiene una retención del 10.22%), frente a los 1.457 euros que cobró en diciembre de 2018 (porque su pensión solo tenía una retención por IRPF del 2,86 %): 89 euros menos.

¿Significa esto que le han bajado la pensión?

Los cálculos para ver el resultado final hay que hacerlos con los datos de la declaración anual del IRPF, ya que en algunos casos hay personas a las que se les devuelve dinero en su declaración de la renta, porque se les retuvo más de lo debido. En estos casos, su “pensión neta” (la pensión menos los impuestos que realmente pagan al final del año) es mayor que lo que se ha ingresado mensualmente en banco.

 
Para ver si una pensión realmente ha subido o bajado (descontando los impuestos), hay que hacer la comparación entre dos años de cobro completos.  Como el Impuesto de la Renta es progresivo y va por tramos, si un año se tienen menos ingresos, se paga menos y al año siguiente, si ya se tienen ingresos mayores, se paga también más.

 
A los pensionistas les sucede exactamente igual que a los trabajadores en activo.  En ocasiones un incremento nominal de su nómina o pensión puede provocar que salten a otro tramo de ingresos donde se pagan más impuestos, con lo que al final cobran menos. Sin embargo, siendo posible esto, no es lo habitual si tenemos en cuenta que la subida de pensiones en 2019 ha sido del 1,6 %.
 
En la mayor parte de los casos, las diferencias de cobro entre la nómina de enero y la de diciembre tienen que ver con el hecho de que la pensión de jubilación se empezó a cobrar en 2018 por primera vez y por ello llevaba un tipo de retención del IRPF menor que el que aplicará Hacienda a lo largo de 2019, como en el ejemplo que hemos analizado.



Fuente:loentiendo.com
 

Un artículo de Oscar de las Heras